Me gusta escribir en el blog, pero me gustaría más que algún editor me diese un poco de espacio en un periódico. Y que me pagase por ello.

martes, 18 de octubre de 2011

Downtown


A la hora de la siesta se escucha el sonido de los claxons entrar por el balcón. La única huésped del dormitorio compartido ha salido por la mañana y no se sabe cuándo volverá. En la zona común, los jóvenes encargados incurren de vez en cuando en diálogos, él entre que va y que viene de mantener limpio el lugar, ella mientras organiza la recepción y la bienvenida de los visitantes. Ha sido una mañana tranquila con música de fondo y una preciosa luz otoñal entrando por los patios interiores del edificio, una obra de arte de la arquitectura colonial del Cairo que define el centro de la ciudad. La familia la forman cuatro empleados, además de la gerencia, y cuatro clientes, lo que constituye una ratio poco menos que insostenible.

Click en la imagen para agrandar

1 comentario:

  1. ahora lo entendi... necesitaba de resaca supongo!

    ResponderEliminar